Viaje al corazón de las esmeraldas

¿Sabías que se puede leer una esmeralda?

La reina verde de las gemas nos brinda la posibilidad de interpretar su origen, inclusive la mina, de la que ha sido extraída. El ojo experto del gemólogo vislumbra un sinfín de inclusiones.

Observarla al microscopio es una delicia para los amantes de la gemología. Aunque a simple vista ya se pueden apreciar las diferentes inclusiones también llamado jardín. Pero es con la lupa 10x y con el microscopio gemológico donde apreciaremos la diversidad de minerales que es capaz de albergar en su interior.

Los pasos a seguir por el joyero para un estudio pormenorizado y exhaustivo de esta gema serán los siguientes.

En primer lugar debemos observarla a simple vista, con un ligero movimiento de la piedra bajo un haz de luz para poder apreciar:

  • los diferentes tonos
  • transparencia
  • saturación de color.

A continuación y con la lupa gemológica o de 10 aumentos :

  • buscaremos si tiene alguna fisura, fractura o rotura.
  • debemos observar si existe alguna inclusión que llegue a la superficie de la esmeralda tallada.
  • defectos o no de pulido.
  • buscaremos si existen burbujas de pegamento o zonas que demuestren que está formada por distintos materiales, lo que nos llevará a poder descartar como gemas a dobletes o tripletes.
  • la existencia de burbujas nos llevará a pensar en que pudiera ser un cristal.

Proseguiremos con una observación minuciosa al microscopio, para lo que se sumergirá la esmeralda en alcohol y se observará a través del microscopio binocular con la ayuda de los halos de luz episcópica y diascópica.

Combinaremos los diferentes oculares y objetivos para llegar a conseguir aumentos elevados y enfocar cada una de las inclusiones y características particulares de cada piedra.

Es imprescindible esta observación para poder separar las de origen natural de las sintéticas. También es fundamental para poder determinar la procedencia de las mismas, y poder hablar de esmeraldas de Colombia, de Muzo , esmeraldas Trapiche, Africanas, de Brasil…

Esta observación es más fácil si la piedra no se encuentra engastada en alguna joya ,como anillos, pulseras o colgantes de esmeraldas. En ese caso requerirá más pericia la observación, más tiempo, y colocar la piedra en muy diferentes posturas para poder apreciar y visionar cada lado y cara de la gema.

Pendientes de esmeraldas en forma de gota de Joyería Gordillo

Utilizaremos tanto la luz transmitida como la luz reflejada, ya que ambas nos ayudan a observar los colores de los cristales hospedados dentro de las esmeraldas, y la transparencia u opacidad de los mismos.

Los cristales más comunes que hallaremos en la observación exhaustiva de las esmeraldas son la actinolita, la mica y la calcita. Además en estas piedras son características las inclusiones bifásicas y trifásicas, con cristales negativos.

Todo ello aporta al gemólogo una amplísima información sobre origen y proceso de formación de la esmeralda, determinando su origen hidrotermal (Colombianas) o metamórfico.

Esmeraldas de origen hidrotermal o Colombianas

Entre las diferentes inclusiones que encontraremos en las esmeraldas colombianas nos encontramos las siguientes:

Esmeraldas de Muzo: primas pardos de parisita (exclusivas de esta región), cristales de calcita ( conforma de romboedro) , cristales negros de pizarra.

Esmeraldas de Chivor: pirita ( la distinguimos por su forma cúbica y su característico color metálico) y prismas transparentes e incoloros de albitach

Esmeraldas verdes colombianas: inclusiones trifásicas ( líquido-gas)  alargadas y dentadas.

Esmeraldas de origen metafórfico

En las esmeraldas de origen metamórfico las inclusiones más características se encuentran las siguientes:

  • actinolita en formas de cañas de color verde. Suelen presentarse con formas muy alargadas y prismáticas.
  • biotita en forma de placas hexagonales y de color pardo.
  • agujas de tremolita muy finas y de hábitos prismáticos de color verde; muy característica de las esmeraldas procedentes de Zambia.
  • cromita opaca y sin brillo de color negro en forma de octaedros, se encuentran en las esmeraldas sudafricanas.

Estas maravillas de la naturaleza hospedan en su interior otros bellos minerales y nos llevan a descubrir el proceso de formación que vivieron hace millones de años.

¿Te gustaría una Master Class en nuestro taller de joyería?

Déjanoslo saber en los comentarios.

Deja un comentario