Omega presenta su nuevo Speedmaster en oro Canopus

Omega lanza su nuevo Speedmaster Calibre 321 haciendo honor a las piezas originales del Speedmaster CK2915-1 creadas por pilotos profesionales en 1957.

Esta colección se convirtió pronto en un icono de la época contando con la primera escala taquimétrica que se situaba en el bisel en lugar de la esfera y con una legibilidad mayor a la acostumbrada.

Una caja de 38,6 mm elaborada en Canopus Gold™ de 18 qt,  una aleación de oro blanco que Omega lleva usando en sus modelos desde el 2015.
Su exclusiva composición incluye platino, rodio y paladio que le da ese aspecto extra blanco y brillante.

La esfera de ónix negro muestra el logotipo Omega en aplique y con la primigenia O ovalada. Sus agujas también se presentan en la misma aleación de oro y cuenta con tres subesferas de registro.

Para los más curiosos, si se mira con atención a su bisel se puede vislumbrar el famoso punto DON sobre el 90 en el taquímetro y un punto diagonal en el 70.

El fondo de cristal de zafiro presenta un grabado del Hipocampo. En su ojo un llamativo zafiro que sirve de conmemoración del 65 aniversario del Speedmaster. En su corona aparece el símbolo NAIAD como guiño una vez más al modelo que homenajea.

El magnifico calibre 321 se asoma bajo el Hipocampo haciendo las delicias de los aficionados a la relojería. El codiciado  movimiento de cronógrafo de carga manual con mecanismo de rueda de pilares y espiral Breguet se termina con revestimiento de oro rosa. El mismo calibre que se utilizó en la Luna, con una reserva de marcha de 55 horas. Se presenta en un estuche especial de madera de magnolio.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Descubre la colección Omega aquí

Deja un comentario