El anillo de pedida. La guía definitiva (II). Las piedras

Qué piedra lleva un anillo de compromiso es una pregunta que no tiene una sola respuesta. Son muchas las opciones disponibles y en Joyería Gordillo las tenemos todas.

Que el diamante es el rey de los anillos de pedida es una afirmación que no tiene discusión. Pero el abanico de piedras posibles es infinito.

En un mundo global y homogeneizado cada vez tenemos más clientes que buscan salir de los convencionalismos establecidos eligiendo opciones más originales o bien con algún significado emocional.

El diamante. El rey del compromiso.

El diamante, en griego adamas, significa invecible, inalterable. No se nos ocurre mejor simbolismo para una pieza de joyería que sella un compromiso para siempre.

Esta gema se puede tallar de diferentes maneras, siendo la más habitual la talla brillante que permite una reflaxión perfecta de la luz en la piedra.

Un 80% de las sortijas de compromiso vendidas son con diamante. El origen de esto puedes verlo en nuestro anterior post aquí.

Sin embargo hay quien opta por otro tipo de tallas menos habituales para los diamantes de su anillo. Es habitual ver a celebrities con anillos de compromiso con alguna talla especial, como el caso de Lady Gaga y su diamante en talla corazón o la alianza tipo infinity de baguettes que le regaló Joe Dimaggio a Marilyn Monroe.

 

La opción de los diamantes negros es cada vez más popular desde la pedida de mano de Bill a Carrie en la serie Sex in New York.

El diamante es una piedra versátil que funciona bien como piedra única o aportando luz acompañando a otras piedras de la sortija.

El zafiro. El «algo azul».

Es el más elegido después del diamante, el algo azul para muchas novias. Un anillo de compromiso que simboliza la felicidad y la paz según los budistas.

 

 

Destaca sobre el blanco nupcial y es una piedra que combina con pieles frías y cálidas aportando elegancia y sobriedad.

Uno de los anillos de compromiso más famosos con zafiro es el que fue propiedad de la difunta Lady Di, que ahora porta Kate Middleton.

 

Piedras de color. Con carácter y personalidad.

Sabes que ella no es nada convencional, que el solitario clásico de oro blanco no encaja con su personalidad.
Una piedra preciosa de color puede ser la alernativa más original y sofisticada para un anillo de pedida. El abanico de color no tiene fin. Desde el vintage de las esmeraldas y rubies hasta la elegancia de los topacios Blue London, pasado por los verdes o rosas más intensos de los zafiros de color.

La montura dará la clave del estilo. Acompañados de monturas clásicas serán una perfecta reinvención de la joyería tradicional de compromiso. Las monturas más originales compañadas de piedras de color harán subir de nivel una sortija de pedida en los dedos de las más atrevidas.

 

¿Cuál es tu gema favorita para un anillo de compromiso?

 

 

 

 

Deja un comentario